miércoles , 21 febrero 2018
Home » portada » Alfredo Jiménez Mota: 12 años sin justicia

Alfredo Jiménez Mota: 12 años sin justicia

Los padres del reportero de El Imparcial, Alfredo Jiménez Mota, quien fue visto por última vez el 2 de abril, pero del 2005, suplicaron a los responsables, autoridades y/o sociedad que tengan información sobre lo que le pasó a su hijo, se la proporcionen antes de que fallezcan

La siguiente entrevista realizada por la periodista Yesicka Ojeda a la familia de Alfredo fue publicada por El Imparcial de Hermosillo el domino go 2 de abril de 2016:

José Alfredo Jiménez Hernández, su esposa Esperanza Mota, y su hija Leticia ven pasar los días con la esperanza de recibir un indicio que revele dónde está Alfredo.

Hace todavía cuatro años, la familia Jiménez Mota pensaba que el periodista podía ser encontrado con vida, pero ahora, a doce años de su desaparición en la ciudad de Hermosillo, consideran que además de ser secuestrado fue asesinado.

“Para nosotros ha sido un golpe duro porque la pérdida de un hijo es irreparable y menos cuando no sabes lo que sucedió, si verdaderamente está vivo, muerto; es una pérdida muy grande y aparte con la incertidumbre de que nos tiene de pensar o creer que está vivo y a lo mejor resulta lo contrario, es difícil llevar esta vida como el caso que nos sucedió a nosotros”, expresó José Alfredo Jiménez Hernández.

La familia, aseguró, está preparada para que le informen que el destacado periodista murió, aunque no saben cómo van a reaccionar ante la noticia, pues en el fondo de sus corazones aún guardan la esperanza de que sigue vivo y puede regresar en cualquier momento.

“Ya estamos resignados completamente a recibir cualquier noticia que nos den si llegara a esclarecerse el caso, ya estamos preparados para eso, creemos que estamos preparados pero no sabemos cómo vayamos a reaccionar si sabemos que mi hijo está muerto”, apuntó.

Entrevista:

¿Qué significan estos doce años para la familia Jiménez Mota, sobre la desaparición de su hijo Alfredo Jiménez Mota?

AJH: Pues para nosotros ha sido un golpe duro porque la pérdida de un hijo es irreparable y menos cuando no sabes lo que sucedió, si verdaderamente está vivo, muerto; es una pérdida muy grande y aparte con la incertidumbre de que nos tiene de pensar o creer que está vivo y a lo mejor resulta lo contrario.

Es difícil llevar esta vida como el caso que nos sucedió a nosotros, no es muy llevadera, tiene que tratar de distraerse en otra cosa uno para no pensar lo que está viviendo, tiene que dedicarse a cosas alternas para evitar estar uno pensando que mi hijo va a venir o qué le harían; así nos la hemos llevado la familia y nosotros, no olvidarlo, no estar pensando que por ahí se fue y ha sido más llevadera, bueno, aparte no hemos tenido malas noticias de Alfredo, ha habido puras hipótesis y falsas llamadas, falsas informaciones pero verdades o información verdadera no ha habido.

Don Alfredo (Jiménez Hernández), el 2 de abril se cumplen 12 años de la desaparición de Alfredo Jiménez Mota, ¿Hay resignación en la familia de que le haya sucedido algo, que lo hayan asesinado?

AJH: Sí, pues ya tenemos esa incertidumbre, claridad también de que puede haber sucedido que lo hayan asesinado y ocultado en una parte que nosotros y las autoridades desconocen.

¿Perdieron la esperanza?

AJH: Pues ya como a los ocho años porque ya era mucho, es muy difícil pensar que se encuentra con vida después de tantos años y menos ahora, ya tiene doce años, ya estamos resignados completamente a recibir cualquier noticia que nos den, si llegara a esclarecer el caso.

Ya estamos preparados para eso, creemos que estamos preparados pero no sabemos cómo vayamos a reaccionar si sabemos que mi hijo está muerto, y pues todavía seguimos con ciertas esperanzas, pero ya no es tanto, ya hay claridad en la realidad que sea lo contrario.

¿Claridad por qué?

AJH: Pues se ve, hay visión de lo que ha pasado en el País con mucha gente y nos hemos dado cuenta que a todos después de tanto tiempo los han encontrado ya muertos, sepultados.

Abrimos más los ojos y la claridad es la realidad de lo que puede haber sucedido, por eso decimos con claridad.

¿Si estuviera Alfredo a sus 37 años de edad ahora, qué estuviera haciendo en estos momentos?

AJH: Lo que a él le gustaba, escribir y buscar la nota en la calle, le gustaba mucho buscar notas, noticias para darlas a la sociedad y a las personas; a lo mejor también pudiera estar practicando algún deporte, lo que le gustaba correr, practicar el box, hacer lo que le gustaba más comer, le gustaba mucho la comida, cosas que él podría estar dedicando ahorita.

Estuviera criando una familia también, a lo mejor pudo haber sido también eso, no me lo imagino cuidando una familia, me lo imagino buscando la nota y practicando deportes, que era lo que le gustaba a él, correr y boxear.

¿Han buscado ustedes a su hijo Alfredo Jiménez Mota por su propia cuenta?

AJH: No, nunca lo buscamos nosotros porque donde sucedió fue en otra parte, en otra ciudad, y yo estaba trabajando y mi esposa dedicándose al hogar y no contábamos con los medios económicos para emprender una aventura así, tan difícil y costosa, y nos dedicamos a que las autoridades nos informaran y que ellos se encargaran de esclarecer el caso de mi hijo porque pensamos que fue un secuestro, y ahora un secuestro y un asesinato.

Don Alfredo ¿definitivamente las autoridades le dieron carpetazo al asunto?

AJH: Pues no me han dicho nada, no sabemos nada pero sí ha habido mucha apatía en ellos de darnos información, no sabemos si andan investigando o no, tenemos dos años que vinieron personal de la Seido para incluirnos en el programa de Agravios a Víctimas del Secuestro, pero nosotros lo que hemos buscado más a nuestro hijo, no buscamos lo económico en el caso, ellos lo saben y pues no sé si pasaría eso que ya no volvieron pero ya no han estado con nosotros hace dos años en este mes de marzo.

Y pues esperamos que sigan insistiendo los que tienen más poder como es Derechos Humanos, en la dirección de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles, esa dirección es la que le debe exigir más porque son los que están más cerca de ellos y más poder tienen para poderles exigir, porque uno puede gritar y escribirle cartas al Presidente, que es lo único que puede hacer y no hay respuesta, cuando Lety mi hija le ha escrito al Presidente es cuando aparecen ellos, esa vez que vinieron ya tenían rato que no venían a dar información y llegaron pero fue porque Lety estuvo recalcándole con cartas al Presidente de la República que (en) el caso de su hermano no había información y si se seguía trabajando, y esa fue la respuesta, vinieron con nosotros.

Agotaron las líneas de investigación que tenían y venían a incluirnos en el programa de Atención a Víctimas del secuestro.

¿Cuántas líneas de investigación agotaron?

AJH: Pues según, no me acuerdo muy bien, pero son entre trece y once líneas de investigación y según ellos iban a retroceder a agarrar las líneas de investigación para ver si había quedado algún detalle que se les pasó, pero ya no nos han informado nada.

¿Cuándo fue la última vez que vinieron de la Seido?

AJH: En marzo del 2015.

¿Y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos?

AJH: No, de ahí no han vuelto a hablar siquiera, de eso hace como cinco años, desde que estaba este señor Juan José Alonso, ese nos ponía más atención a nosotros, venía personalmente y estaba con nosotros aquí; él me informaba que le exigía a la Seido, que le seguían exigiendo a la Seido que le dieran información de lo que estaban haciendo y le estaban dando ‘carrilla’ para que no abandonaran el caso y que les informaran de cada línea de investigación que hacían le tenían que pasar copia a ellos pero ya hasta ahí supe.

¿Don Alfredo y ha tenido visitas de personalidades, directivos, políticos, han desfilado por su casa?

AJH: Han venido muchos, han venido senadores, diputados, hemos tenido encuentros hasta con Procuradores Generales de la República, Subprocuradores de la Seido, ha venido infinidad de gente nomás falta que venga el barrendero de la Seido para que esté completo todo; hemos tenido gente que quiere apoyarnos, pero no hemos logrado nada, sabe en qué consistirá la verdadera razón de la que fue secuestrado Alfredo o privado de su libertad, qué sé yo, no sabemos. Por apoyo de personalidades no ha quedado, pero pues no hemos sabido la realidad de lo que sucedió.

¿Considera alguna de las líneas de investigación conducentes para lograr dar con el paradero de su hijo?

AJH: Pues la más viable es la del crimen organizado pero no se ha logrado nada, han detenido gente que según estaba involucrada en el caso de mi hijo y no hallaron nada, pero sabrá cuál es la realidad o razón de lo que hayan privado de su libertad y lo hayan desaparecido.

¿Después de estos doce años qué espera de las autoridades?

AJH: Ya no espero nada, pero siempre tengo una ahí en el fondo de mis pensamientos que siguen trabajando pero como no tienen nada real ni concreto para informarme no se presentan ante mí, pero espero que a ellos como son los que deben encargarse y estar encargados de la plaza de los periodistas, deben esclarecer el caso y esperamos antes de que fallezcamos nosotros saber la verdad, porque ya no falta mucho, ya estamos muy mayores como para tener esperanza de que vamos a vivir unos años más, mucho más, por lo menos antes de que fallezcamos saber la verdad de lo que pasó con mi hijo, eso es lo que esperamos.

Siguen los ataques a periodistas aún después de la desaparición de su hijo, que fue de las primeras agresiones hacia el gremio, ¿Tiene alguna recomendación para ellos?

AJH: Lo único que les pido sería como una mordaza para los periodistas, que no hablaran y escribieran sobre el narcotráfico o crimen organizado, o políticos que los pueden lastimar en su ego; les pediría que sean cautos, no sean más muy valerosos, porque todos esos que son muy valerosos o son muy valientes, pues ya fallecieron, los mataron o los desaparecieron; que cuiden lo que escriben y que tengan mucho cuidado al expresar sus comentarios en escritos en los periódicos o en la tele o donde ellos se mueven, porque ahorita ya está de moda la agresión a comunicadores, ya sea reportero, editor, gente de prensa, ya está duro contra ellos.

¿Qué falta, seguridad?

AJH: Sí falta mucha seguridad, no han hecho leyes más estrictas para castigar a los que agreden a periodistas pues según se entiende México es libre, de libertad de expresión y se está viendo lo contrario, se les está poniendo mordaza para que no escriban ni comenten nada porque les puede costar la vida, y pues no hay libertad de expresión en México, ya se acabó eso.

Fuente: El Imparcial

Commentarios

Tal vez te interese...

Llevan a juicio a presunto asesino de la periodista Miroslava Breach

En un hecho inédito, un juez de Chihuahua dictó auto de vinculación a proceso a …

Powered by themekiller.com