lunes , 6 diciembre 2021
Home » Violencia contra mujeres » Casa Amiga obtiene millones, pero no ayuda a víctimas de homicidios de mujeres en Ciudad Juárez: El Diario

Casa Amiga obtiene millones, pero no ayuda a víctimas de homicidios de mujeres en Ciudad Juárez: El Diario

Casa Amiga, fuente de información recurrente por parte de medios internacionales, ha recibido más de 74 mil dólares de la obra «Los monólogos de la vagina», donde se realizan colectas en apoyo a las víctimas de los homicidios de mujeres en Ciudad Juárez. Pero la Asociación Civil que dirige Esther Chávez Cano no ayuda a los familiares de mujeres asesinadas, revela una investigación de El Diario.

Desde 1999, la asociación civil Casa Amiga, que dirige Esther Chávez Cano, ha obtenido más de seis millones 500 mil pesos, incluyendo los donativos publicados en la prensa, subsidios del gobierno municipal de Juárez, lo reportado por la propia institución y los donativos recaudados en la obra «Los monólogos de la vagina», de los cuales informó la oficina del V-Day, de acuerdo con un reportaje publicado hoy en El Diario.

Según la investigación realizada por la periodista Sandra Rodríguez Nieto -ex reportera de Proceso y ex coeditora en Reforma-, «con el boteo entre los asistentes a Los Monólogos de la Vagina en todo el país, han entrado 74 mil 296 dólares desde 2001, de acuerdo con la oficina de prensa de Eve Ensler, autora de la obra y organizadora de la manifestación del V-Day».

«En el 2003, lo recaudado en estas funciones fue de 19 mil 929 dólares. Con eso y otros ingresos -entre ellos un subsidio del gobierno municipal de 210 mil pesos- a Casa Amiga entraron 1 millón 696 mil pesos en 2003, según las cifras globales reportadas por el centro».

La situación ha causado indignación entre familiares de las víctimas de homicidio

Guillermina González, hermana mayor de Sagrario, asesinada en 1988 y cuyo asesinato permanece impune, en aquel año inició una organización conformada por familiares de víctimas, llamada «Voces sin Eco», que se desintegró precisamente por falta de apoyos.

Ahora «le indignó enterarse que en la obra Los Monólogos de la Vagina, hay personas que piden dinero para apoyar a las mujeres víctimas de la violencia en Ciudad Juárez», de acuerdo con El Diario.

«Me enteré que se pasaba una cajita -dice Guillermina-, que se limosneaba con una cajita para pedir apoyo a las víctimas de Juárez, y yo decía: ¿por qué? si a nadie ayuda. ¿Por qué pedir en nombre de las mujeres, de los familiares de las mujeres asesinadas?», según cita el periódico.

«Con esas palabras, Guillermina se refiere al trabajo de Esther Chávez Cano, directora de Casa Amiga, a donde, con el boteo entre los asistentes a Los Monólogos de la Vagina en todo el país, han entrado 74 mil 296 dólares desde 2001, de acuerdo con la oficina de prensa de Eve Ensler, autora de la obra y organizadora de la manifestación del V-Day» escribe la reportera.

«La indignación de Guillermina es porque en Casa Amiga, afirma, no ayudan a las familiares de las víctimas de los feminicidios», agrega. «… ayudará a otras cosas, pero lo que es a las víctimas, no», dice Guillermina.

«A su vez, Chávez Cano -fuente recurrente de periodistas extranjeros que escriben sobre los homicidios de mujeres- reitera su derecho a hablar y encabezar manifestaciones por el tema, aunque, como dice en entrevista, no haya atendido a familiares de las víctimas de las muertas», se agrega en el reportaje.

«Como mujer tengo derecho a pedir justicia para las mujeres, puesto que yo empecé esta lucha. Las madres que vengan serán atendidas, porque merecen respeto. Si no vienen, ni modo», dice Chávez Cano.

«Mientras, el dinero sigue llegando. En lo que va de 2004, el boteo en los Monólogos de la Vagina le retribuyó a Casa Amiga tres mil 658 dólares».

Guillermina González fue quien comenzó a pintar los postes de la ciudad con una cruz negra sobre fondo rosa. Para ella, «el dinero es el principal motivo por el cual se ha ido perdiendo entre las organizaciones civiles el objetivo de la lucha, que para ella siempre fue la demanda de justicia», de acuerdo con El Diario.

«(En voces sin eco) nunca pedimos dinero porque, en lo personal, nunca fue el objetivo. Y tal vez si lo hubiéramos pedido, se hubiera perdido el objetivo, como veo ahora, con tristeza, que todo mundo pide dinero y anda de allá para acá, y el objetivo se está perdiendo», dice.

Ex candidata suplente a la alcaldía de Juárez y a Senadora, postulada por el Partido de la Revolución Democrática hace unos años, a Esther Chávez Cano no le han detenido las críticas ni la petición de que no pida dinero a nombre de las víctimas y que aclare que en su centro se atiende a víctimas de violencia, pero no a familiares de víctimas de homicidios de mujeres, detalla el periódico.

«Eso -los reclamos de los familiares- no me quita que yo, como persona, pueda estar dentro de la organización del Día V, la marcha internacional realizada el pasado 14 de febrero. El ser humano interesado habla de los problemas de la ciudad. Y yo me considero una mujer interesada, tanto que este centro nació ante la impotencia de detener los crímenes de mujeres», dice Esther Chávez Cano a El Diario.

La investigación revela que «con la bandera de la denuncia de los homicidios de mujeres, las aportaciones de dinero fluyeron de varias partes y sectores».

«Entre los reportes periodísticos que dan cuenta de las contribuciones recibidas por Casa Amiga se encuentra, por ejemplo, el de julio de 1999, cuando la fundación neoyorquina Three Guinea les donó 16 mil dólares. Luego, en mayo de 2000, con un teletón obtuvieron otros 100 mil dólares».

En septiembre de 2000, la empresa Convertors de México les entregó 20 mil dólares, en noviembre siguiente, el Consulado de Estados Unidos les dio otros 25 mil, en junio de 2001 la empresa Avery de México les entregó 157 mil pesos y, en julio siguiente, el centro reportó ingresos de otros 627 mil 376 pesos por el teletón organizado por el club de Mujeres Profesionistas y de Negocios de Ciudad Juárez, publica El Diario.

En junio de 2002, el consulado general de Estados Unidos en Ciudad Juárez volvió a donarles 25 mil dólares.

«En total, hasta antes de 2003, 186 mil dólares y 784 mil 376 pesos. Considerando un tipo de cambio a 10 pesos: dos millones 644 mil 376 pesos», se agrega en el reportaje.

Eso en cuanto a los donativos reportados en la prensa, pero sin contar los 840 mil pesos recibidos del subsidio del municipio. En 2000, este ingreso fue de 330 mil pesos; de 300 mil en 2001 y de 210 mil en 2003 -de acuerdo con los documentos que Casa Amiga presentó al Municipio, con ese dinero se cubrieron sueldos de los cinco sicólogos que trabajan en el centro.

«Así, contando los donativos publicados en la prensa, el subsidio municipal, lo reportado por el centro de 2003, y los donativos de los Monólogos, la cifra global de lo recaudado por Casa Amiga es de 6 millones 514 mil 834 pesos», de acuerdo con El Diario.

El tema de los ingresos ha generado suspicacias entre las distintas asociaciones civiles.

En el reportaje de El Diario se incluye que, «en abril de 2003, la acusación fue contra la agrupación Nuestras Hijas de Regreso a Casa, esta vez formulada por Benita Monárrez, presidenta de la Asociación Integración de Madres por Juárez, quien presentó una denuncia ante el Ministerio Público».

El motivo fue que las integrantes de Nuestras Hijas habían solicitado donativos en Estados Unidos en nombre de ellas.

«En entrevista, Marisela Ortiz, maestra y una de las fundadoras de Nuestras Hijas de Regreso a Casa, dice que Benita Monárrez se disculpó con ella y que le dijo haber sido presionada por las autoridades estatales, entre ellos (Victoria) Caraveo, para que hiciera la denuncia», según publica El Diario. Caraveo es la presidenta del Instituto Chihuahuenses de la Mujer.

Por su parte, Guillermina González, guarda todavía recuerdos poco gratos de Chávez Cano y de cómo, dice, «hizo crecer su negocio».

«Sin atención de las autoridades estatales a las demandas de justicia de su familia por la muerte de Sagrario, decepcionada del activismo de quienes se supone luchan porque se dé esa justicia, Guillermina dice que incluso la marcha del V-Day -manifestación encabezada por actrices de Hollywood y por Chávez Cano- le parece una falta de respeto», agrega.

En la entrevista con Sandra Rodríguez, González describe los distintos roles que ha observado entre quienes dicen defender la justicia por la tragedia que ha hecho tristemente célebre a esta ciudad:.

«Vimos con tristeza que la gente a la que le pasa (un asesinato), es la que va sufriendo y sintiendo. La demás gente se dedica, muchas a lucrar, otras a olvidar el tema, y el gobierno a no hacer nada».

(20 de abril de 2004).

Tal vez te interese...

Un manual urgente para la cobertura de violencia contra las mujeres y feminicidios: Una herramienta obligada para medios y oficinas de comunicación

Un manual urgente para la cobertura de violencia contra las mujeres y feminicidios en México, …

Powered by themekiller.com