lunes , 6 diciembre 2021
Home » Observatorio de Medios » El Universal y El Financiero se disculpan por publicar una foto de Milenio sin permiso

El Universal y El Financiero se disculpan por publicar una foto de Milenio sin permiso

Los directores editoriales de El Universal y El Financiero de la Ciudad de México se disculparon personalmente y vía Twitter con el director de Milenio por la publicación de una fotografía de Amado Yáñez, presidente de la empresa Oceanografía, la cual usaron sin dar crédito al autor ni a la casa editorial.

Las disculpas ofrecidas por ambos medios representan un hecho inédito.

El director editorial de Grupo Milenio, Carlos Marín, reclamó en su columna el uso de la imagen que tomó el editor Martín Salas al empresario, la cual fue publicada en Milenio el 21 de enero y reproducida en varios medios impresos y portales informativos sin dar crédito a la fuente, después de que Yáñez se entregó a las autoridades (es la foto que acompaña a este texto).

“La misma imagen, tomada a las puertas de la Dirección (se refleja la Sala de Juntas), fue plagiada, primero el 6 de marzo, por el portal Homozapping; el día 20, por el diario El Universal; el 22, por El Expreso de Campeche y La Verdad de Quintana Roo; el 23 por los llamados audaz, futbolpasión.com Controversia y ayer, 24 de marzo, por la web de Pedro Ferriz de Con, la primera plana del impreso y la página electrónica de El Financiero”, escribió Marín.

“En este oficio, aquello de que “nadie sabe para quién trabaja” es tan relativo que los vividores de lo ajeno terminan siendo evidenciados y expuestos a la vergüenza pública”, señala en su columna intitulada, Plagian ‘El Universal’ y ‘El Financiero’, publicada el martes 25 de marzo de 2014.

El directivo narra que “a propósito de la revelación del 20 de enero, aquí en MILENIO, de los problemas que la Función Pública detectó en los contratos de Oceanografía con Pemex, Amado Yáñez, presidente de la contratista, fue entrevistado en nuestras oficinas de Morelos 16 y el 21, en nuestras ediciones impresa y cibernética, apareció su versión, acompañada de una de varias fotografías que le tomó el editor Martín Salas”.

En respuesta, El Universal publicó en su cuenta de Twitter a las 9:05 horas:

“@El_Universal_Mx se disculpa con @Milenio y los lectores por haber usado el 20 de marzo una fotografía que pertenece a esa casa editorial”.

A las 10:38 horas, El Financiero también ofreció una disculpa:

“Ayer El Financiero usó una foto de Amado Yáñez que pertenece a @Milenio Ofrecemos sinceras disculpas a lectores y a esa empresa periodística”

El miércoles 26 de marzo, Carlos Marín publicó en su columna que recibió llamadas telefónicas de los directores de El Universal y El Financiero, aunque no del resto de los aludidos.

“El director general editorial y el subdirector de El Universal, Francisco Santiago y David Aponte, respectivamente, y el director editorial de El Financiero, Enrique Quintana, tuvieron ayer la decencia de llamarme para ofrecer una disculpa que, muchas gracias, desde la mañana difundieron en los tuits institucionales de sus respectivas casas editoriales, a propósito de la foto de Amado Yáñez que tomó Martín Salas para MILENIO y que, sin crédito, fue después publicada en sus ediciones impresas y páginas web”, escribe en su columna.

“Amigables y generosos, ninguno me reprochó con la firmeza que utilicé para incluirlos entre los “vividores de lo ajeno”, así que, apenado, apelé a su comprensión por el recargón, pero los tres compartieron la convicción de que algo así no debe hacerse”, agrega.

“Quedo convencido de que en ambos casos se trató de un incidente involuntario, lo cual no puedo inferir del inmoral silencio de los demás aludidos (todos en páginas electrónicas) que, para todo efecto práctico, pasan a ser lo de menos”, afirma en la columna “El asalto a la razón” intitulada “Disculpas atentas y oportunas”.

“En MILENIO tampoco estamos a salvo de cometer errores parecidos, similares o conexos”, concluye.

Tal vez te interese...

La defensa contra la desinformación

Francia admitió que difunde mentiras para combatir la desinformación en las redes. “Otras democracias también deberían reconocerlo”, según The Washington Post. El periódico advierte sobre los riesgos de “luchar contra las falsedades con falsedades” y que los usuarios confíen aún menos en lo que leen.

Powered by themekiller.com