sábado , 27 noviembre 2021
Home » Libertad de Expresión » Atribuyen renuncia del director y colaboradores de La Razón a presiones de La Jornada

Atribuyen renuncia del director y colaboradores de La Razón a presiones de La Jornada

El periodista Pablo Hiriart dejó la dirección del diario La Razón de la Ciudad de México, por la presión ejercida por La Jornada, según declaró. ¿La causa? Algunos colaboradores del periódico fundado por Hiriart criticaron la postura el apoyo a Nicolás Maduro en el matutino encabezado por Carmen Lira. El cartón de Paco Calderón en Reforma, publicado el jueves 21 de marzo, resume el caso.

“Me voy por la inaceptable influencia de la directora de otro periódico en la vida interna de La Razón, que trajo consecuencias indeseables”, escribió. La situación ha causado la salida de cinco colaboradores, además de Hiriart: los periodistas Salvador Camarena, Elisa Alanís, el escritor Rafael Pérez Gay, la internacionalista Beatriz Martínez y Fernando Escalante.

Sobre las causas de la renuncia de Hiriart, Ciro Gómez Leyva escribió en Milenio el miércoles 19 de marzo:

Hace unos días conocimos que directivos de La Jornada protestaron ante el dueño de La Razón, Ramiro Garza Cantú, por unos textos de Fernando Escalante, articulista esencial del diario. Como Garza Cantú se habría comprometido a que eso no volvería a ocurrir, Escalante renunció.

“Cuando La Jornada se lanza a defender abiertamente al gobierno de Nicolás Maduro y a sus adláteres, creo que los articulistas de La Razón tenían derecho a decir que eso estaba mal”, me dijo Hiriart ayer. “Si la directora de La Jornada, o sus allegados, se quejan y ya no es posible seguir tocando el tema, y hay consecuencias, como la salida de Fernando, el director tiene que empacar sus cosas”.

Impecable argumentación. Muy útil para estos tiempos de presiones inverosímiles, de claudicaciones editoriales.

“Como director puedes discutir con los articulistas, pero a fin de cuentas ellos son dueños de sus espacios, de su palabra”, añadió Hiriart. “Y la función del director del diario es tutelarlos ante todo tipo de presiones. Cuando ya no es posible defender lo que en buena conciencia, y con calidad, escriben es momento de irse”.

—Lamentable, Pablo.

—Para mí es una pésima noticia, me voy muy triste, pero no podía hacer más que solidarizarme con articulistas del periódico que fueron objeto de presiones desde fuera del diario porque criticaban a La Jornada.

El martes 18 de marzo, en su columna intitulada “Despedida”, Pablo Hiriart escribió:

Hoy dejo el diario La Razón, luego de dirigirlo por casi cinco años.

Lo hice con pasión y compromiso para intentar ofrecer una opción atractiva de lectura en el amplio mercado de periódicos del país.

Me voy por la inaceptable influencia de la directora de otro periódico en la vida interna de La Razón, que trajo consecuencias indeseables.

Muchas gracias a los lectores que nos han distinguido con su confianza, tanto en la edición impresa como en la versión digital.

A Don Ramiro Garza Cantú, mi agradecimiento por darme la oportunidad de dirigir el diario, y por sus constantes ejemplos de trabajo, humanismo y honradez.

También agradezco a Ana Garza Vargas, impulsora de este proyecto, cuyo entusiasmo y solidaridad siempre fueron un acicate para seguir adelante y hacer de este medio un instrumento útil a la divulgación de la cultura.

A los periodistas y articulistas que me acompañaron durante estos años, muchas gracias, y mi reconocimiento por creer en este disparatado, pero exitoso intento de hacer un diario en momentos de crisis global de la industria periodística.

Se pudo demostrar que, no obstante la tendencia hacia la desaparición de algunos periódicos, siempre habrá público de calidad para un producto de calidad, a pesar de las limitaciones económicas.

Ha sido notable el trabajo pionero de mis compañeros diseñadores e infografistas para incorporar los recursos gráficos al servicio del periodismo, en su vertiente de claridad informativa. Fue un placer dejarlos imaginar con libertad, y plasmar en el diario su talento creativo.

Para mi subdirector general, Rubén Cortés, querido amigo, un abrazo con gratitud.

A Gil Gamés, muchas gracias por enriquecer el periodismo mexicano con una combinación inédita de ironía, análisis, cultura y mofa de la solemnidad de los farsantes.

También agradezco de manera especial a los integrantes del equipo cercano, que hicieron el trabajo silencioso pero eficaz en cada edición: Adrian Castillo, Raymundo Sánchez y Elizabeth Cuevas.

A todos los compañeros y compañeras de La Razón, muchas gracias. Me despido con tristeza, aunque satisfecho por dejar un diario con prestigio, una veintena de premios mundiales de diseño, en punto de equilibrio y sin deudas.

A todos, muchas gracias y hasta luego.

El periodista Salvador Camarena escribió el miércoles 19 de marzo sobre sus motivos para dejar de colaborar en La Razón:

Porque a La Razón se le puede acusar de militante, pero no de ocultar sus posturas. Buscaba lectores dispuestos a establecer una discusión, exponía argumentos y de buena gana se involucraba en las réplicas que provocaban sus coberturas y opiniones. A eso contribuyó Escalante, sin duda, pero justo es decir que eso ocurrió sobre todo por el talante de Pablo Hiriart, editor singular en nuestra prensa.

(…)

Encuentro imposible mantenerme en La Razón luego de las razones esgrimidas por Pablo al dejar ayer la dirección. Poner límites a un director es condenarlo a fracasar. Hago votos para que Ramiro Garza Cantú y Ana Garza, a quienes agradezco sus atenciones, encuentren una solución adecuada que haga que este medio retenga a periodistas de calidad como los que hasta ahora han hecho posible La Razón, y hago votos para que ésta siga aportando al debate. Pero no será ya el diario de Pablo Hiriart, en el que con libertad y gusto colaboré hasta el día de hoy.

Sobre su salida, Elisa Alanís escribió el jueves 20 de marzo:

La Razón: La censura, por presión de La Jornada, a los textos de Fernando Escalante. Que llevó a la renuncia de Pablo Hiriart y de excelentes plumas como la de Rafael “Gil Gamés” y Salvador Camarena”.

La Jornada no ha respondido a los señalamientos.

El periodista Rubén Cortés fue designado director general de La Razón.

Tal vez te interese...

La defensa contra la desinformación

Francia admitió que difunde mentiras para combatir la desinformación en las redes. “Otras democracias también deberían reconocerlo”, según The Washington Post. El periódico advierte sobre los riesgos de “luchar contra las falsedades con falsedades” y que los usuarios confíen aún menos en lo que leen.

Powered by themekiller.com