martes , 23 julio 2019
Home » Observatorio de Medios » Así habla López Obrador, según Carlos Bravo Regidor y Sebastián Garrido

Así habla López Obrador, según Carlos Bravo Regidor y Sebastián Garrido

Carlos Bravo Regidor y Sebastián Garrido de Sierra, investigadores del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), analizan para Reforma 76 discursos pronunciados por el presidente Andrés Manuel López Obrador, en los que dijo 196 mil 531 palabras.

En sus discursos, el presidente Andrés Manuel López Obrador “ha enfocado el repertorio temático en diferenciarse de los gobiernos anteriores, dar a conocer sus programas y hablar de dinero: para denunciar derroches o detallas recortes y apoyos”, según los académicos.

El análisis fue publicado en el suplemento revista “R” de Reforma, el domingo 10 de marzo de 2019.

Carlos Bravo Regidor es coordinador del Programa de Periodismo del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y Sebastián Garrido de Sierra es profesor-investigador y coordinador de la Unidad de Ciencia de Datos del Laboratorio Nacional de Políticas Públicas en el CIDE, en la Ciudad de México.

“La relativa claridad del mensaje político que el Presidente ha querido transmitir con sus discursos de estos primeros 100 días de Gobierno contrasta con el desorden informativo que ha prevalecido en sus conferencias matutinas”, escriben los investigadores sobre el discurso de AMLO.

“Quizás las ‘mañaneras’ hacen más ruido pero en los discursos es donde está la nuez”, afirman.

“Andrés Manuel López Obrador no ha sido un presidente austero en el uso de la palabra”, señalan en el análisis.

En los 95 días transcurridos entre el 1 de diciembre de 2018 y el 5 de marzo de 2019 (día en el que fue escrito texto publicado el domingo 10 de marzo de 2019 en Reforma), ha pronunciado 76 discursos.

“Si consideramos únicamente sus días laborales -de lunes a sábado- ha pronunciado 0.95 discursos por jornada. Casi uno por día. En ese sentido, se ubica por debajo de Felipe Calderón, quien pronunció 1.23 discursos por jornada laboral en el mismo periodo (fue imposible incluir a Enrique Peña Nieto en este ejercicio pues no existe un repositorio con la información necesaria para hacer la comparación y las ligas en donde se encontraban sus discursos en el portal gob.mx/presidencia ya no funcionan)”, según el análisis.

Pero a esa actividad discursiva de López Obrador hay que añadirle las más de 60 conferencias matutinas que ha dado en Palacio Nacional, mismas que duran por lo menos una hora.

“Cabe distinguir que en ellas el Presidente se ha dedicado a hablar de muy diversos asuntos de la agenda pública del día y a contestar preguntas sobre cualquier cantidad de temas. En los discursos, en cambio, su repertorio temático ha estado más enfocado en diferenciarse de administraciones anteriores, dar a conocer los programas de su gobierno y, sobre todo, hablar de dinero”, según los autores.

Las llamadas “mañaneras” han sido para atender las coyunturas; los discursos, para comunicar sus políticas.

En sus discursos, el presidente López Obrador ha dicho 196 mil 531 palabras, lo que equivale a un promedio de 2 mil 586 palabras en cada uno.

Como puntos de referencia, la versión en inglés del Nuevo Testamento tiene aproximadamente 185 mil palabras; la Constitución mexicana vigente, sin contar transitorios, poco más de 73 mil.

“El discurso en el que AMLO pronunció más palabras (6,118) fue el de su toma de protesta en la Cámara de Diputados. El más corto fue el que emitió en la ceremonia de aniversario de la Marcha de la Lealtad, en el Castillo de Chapultepec, con apenas 209”, informan los analistas.

La nube I, publicada por Reforma, presenta las 100 palabras más usadas por López Obrador en sus discursos, eliminando las stopwords o “palabras vacías”. La intensidad del rojo y el tamaño de cada palabra es proporcional a la frecuencia con que fue utilizada por el Presidente.

Las 7 palabras más mencionadas (más de 700 veces cada una) se agrupan en tres elementos gramaticales: una acción (“va”, “vamos” o “va”), un objeto (“mil” o “pesos”) y un recipiente (“pueblo” o “México”), con un sujeto implícito: López Obrador o el gobierno.

La nube II presenta los cien pares de palabras (bigramas) más recurrentes en los discursos del Presidente. En este segundo caso resulta significativo que muchos de los pares de palabras se refieren a montos.

Por ejemplo, López Obrador ha utilizado el bigrama “mil millones” 258 veces, en 58 de los 76 discursos que ha pronunciado, y en 55 de estos al bigrama “mil millones” le siguieron las palabras “de pesos”.

Asimismo, el presidente mencionó el bigrama “mil 600” un total de 177 veces, en 50 discursos, y en todas las ocasiones estos dos términos fueron seguidos por un tercero: “pesos”.

De acuerdo con el análisis publicado en Reforma, las constantes referencias a cifras tienden a repetirse en función de tres patrones generales.

El primero es denunciar presuntos dispendios (“se destinaban 5 mil millones de pesos nada más para el pago de la atención de servicios médicos a los altos funcionarios públicos”) o actos de corrupción de gobiernos previos (“¿saben […] cuánto es el presupuesto del gobierno para la compra de la medicina? 4 mil millones de dólares al año. Y en los centros de salud no hay ni un mejoral, porque se roban hasta el dinero de la medicina”).

En el informe se agrega que el segundo patrón consiste en ejemplificar los cambios que está llevando a cabo, ya sea hablando de recortes o economías (“¿cuánto nos vamos a ahorrar [por el combate al robo de combustible]? […] por lo bajo, 50 mil millones de pesos. Entonces, ¿deja o no deja combatir a la corrupción?) o del presupuesto asignado para política social (“ya tenemos autorizado para este año 44 mil millones de pesos para ese programa [Jóvenes Construyendo el Futuro] y el propósito es llegar a 2 millones 600 mil jóvenes”).

El tercer patrón, por último, es precisar las cantidades que recibirán individualmente los beneficiarios del gasto social (“los que estudian primaria, secundaria, de familias pobres, van a tener su beca, mil 600 pesos cada dos meses”; “el [joven] que no tenga trabajo, se le va a contratar […] va a ganar, para empezar, 3 mil 600 pesos mensuales”).

Commentarios

Tal vez te interese...

Condenan a 20 años de prisión a Ángel Rojas Benítez por el homicidio del periodista Ricardo Monlui

Ángel Rojas Benítez fue condenado a 20 años de prisión por el asesinato del periodista …

Powered by themekiller.com